Las encimeras compactas, son altamente resistentes que tienen multitud de aplicaciones. Están laminadas por ambas caras, por lo que además de su uso como encimeras para la cocina, también se aplican para decoración de interiores en baños, paredes o mobiliarios de uso sanitario.

Composición de las encimeras compactas

Se trata de un laminado de alta presión, formado a base de numerosas capas de papel kraft que prensadas a altas temperaturas forman un laminado muy resistente que va desde los 2 mm hasta los 20 mm de espesor.

Dada su composición y gran resistencia, las encimeras compactas son recomendables para usos en zonas muy  húmedas. Son extremadamente resistentes a los daños de arañazos y golpes.

El material compacto es muy versátil y ofrece una amplia gama de diseños y tiene un núcleo negro que le otorga una gran elegancia. Es posible cortar el material, darle un acabado biselado o fresado.